23 de diciembre de 2012

LLegó por fín!

Bueno de a poco estamos acomodando la mercería y haciéndola nuestra, despacio y con amor para que no pierda la esencia que la caracteriza.  Poniendo orgullosos todos sus tesoros al escaparate,  la radio, la calculadora que funcionaba tirando de una manivela y un almohadón de encaje a bolillo con más de 100 años  que está tal cual lo dejo su dueña, con un encaje a medio hacer.
Revolviendo la mercería encontré unas etiquetas que antiguamente se usaban para marcar el precios de  los rollos de tela, yo las rescate y las usos para poner  los precios en el escaparate.  Le cuento  a Carles (el antiguo dueño) que yo me había comprado unas etiquetas como esas, que actualmente estan de moda, y me quedé muda (casi imposible) cuando me dice -¿Y para qué las quieres?- jajajajaj! Claro para que alguien querría una etiqueta para marcar telas...






Trajimos nuevos modelos de lanas y colores y traeremos más, manteniendo siempre los buenos pecios que caracterizaba a la mercería, para que hacer labores sea algo accesible a todos y no un lujo.

4 comentarios:

  1. Esas etiquetas me encantan! podés creer que por acá se siguen vendiendo? Me parecen divinas.
    Pasaba a desearte un feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si ahora están súper de moda y las mías son auténticas vintage, tienen como 60 años jeeeje!!
      Feliz años, bss.

      Eliminar
  2. Hola! Os acabo de conocer y ya me encantáis (empezando por el logo que soy una FANática de Tutticonfetti) Quería saber si tenéis tienda on-line o si vais a vender on-line porque yo soy de Santiago de COmpostela y me quedáis un poco lejos :(

    Gracias (y ya os sigo desde YA)

    ResponderEliminar